BREAKING NEWS

Comunicado de la Plenaria Nacional de ASPU (29-nov-2018)

Facebooktwitter

La Asociación Sindical de Profesores Universitarios -ASPU-, organización nacional que agrupa al profesorado universitarios colombiano, reunida los días 28 y 29 de septiembre del año en curso en su IV Plenaria Nacional, expresa su enorme preocupación por la delicada situación financiera que amenaza la universidad pública colombiana aunada a una agresiva política que, por un lado, deprime los ingresos disponibles de los profesores de las universidades públicas colombianas y, por otro, mantiene precarizada la vinculación laboral del 80% de sus profesores. Frente a esta crítica situación, ASPU DENUNCIA:

1. Que la existencia misma de la universidad pública colombiana está en peligro: la política de financiamiento definida en la Ley 30 de 1992 con base en el crecimiento inercial de los aportes de la Nación, hace rato dejó de ser suficiente para atender las obligaciones de las Universidades. Esta situación se ha acentuado por las políticas impuestas desde los gobiernos de turno que, por un lado, exigen aumentos de cobertura y calidad sin asignaciones presupuestales nuevas y, de otro lado, políticas deliberadas de financiación a la demanda, como ser pilo paga y, ahora, la financiación contingente al ingreso, soportadas en recursos, base presupuestal, que la Reforma Tributaria, Ley 1819 de 2016 destinaba taxativamente para fortalecer las universidades públicas y que terminaron convertidos en una simple y dolorosa trasferencia de recursos públicos a las universidades privadas.

2. Que en el proyecto de Presupuesto General de la Nación para el 2019, no se contemplan recursos adicionales destinados a solucionar la crítica situación de desfinanciamiento de las universidades públicas. Igualmente, a pesar de las declaraciones del Gobierno Nacional, en cabeza de la Ministra de Educación, sobre la inconveniencia del programa Ser Pilo Paga, recursos por cerca de 2 billones de pesos incluidos para calidad y fomento de la educación superior, serán
orientados básicamente para financiar el programa Pilo Paga desconociendo las necesidades urgentes en materia presupuestal de las universidades públicas.

3. Que la situación salarial y laboral de los profesores universitarios empeora: La ominosa Reforma Tributaria del gobierno Santos, Ley 1819 de 2016, afectó los ingresos laborales de los profesores de las universidades públicas de Colombia al aumentar desmedidamente los impuestos que pagamos, producto de un modelo de tributación regresivo que grava a los pobres y a las clases medias mientras baja la contribución de los grandes capitales de los industriales, banqueros y empresarios. Adicionalmente, a pesar de reconocer la forma precaria como se vincula al 80% de los profesores de las universidades públicas, ni el gobierno nacional se ocupa de proponer y financiar un plan de formalización de los profesores ocasionales y catedráticos ni los rectores del SUE contemplan en sus solicitudes recursos para solucionar esta oprobiosa situación.

Como Plenaria Nacional, Reiteramos nuestra decisión de consolidar con los estudiantes universitarios organizados en la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior -UNEES-, y en otras formas organizativas como la ACREES, propuestas y acciones unitarias que nos permitan avanzar en la solución de los diferentes problemas que aquejan a las universidades públicas en materia de financiamiento, bienestar, autonomía y democracia, entre otras.

De igual forma, saludamos con beneplácito que los representantes profesorales organizados en ARPUP y los rectores del Sistema Universitario Estatal -SUE-, encuentren importantes niveles de identidad frente a la crítica situación por la que pasan las Universidades Públicas colombianas y que ASPU ha venido denunciando desde hace muchos años y ha hecho propuestas para superarla, como las contenidas en el Proyecto de Ley Alternativo a la Ley 30 de 1992 acordado desde el 2011 y en los procesos de Negociación Colectiva adelantados desde el año 2012 y sus respectivos Pliegos de Solicitudes Nacionales e Institucionales.

Por las anteriores razones hacemos un llamado a fortalecer los procesos de Asamblea Permanente en todas las Universidades, dinámica de movilización y protesta que ya se adelanta en varias Universidades del país, y confirmamos nuestro compromiso ineludible de participar en las jornadas nacionales de movilización previstas para los días 2 y 10 de octubre, que culminarán con la toma de Bogotá por parte del movimiento universitarios nacional.

Es decisión de la IV Plenaria Nacional mantener la Asamblea Permanente hasta tanto el gobierno nacional responda, de manera concreta, las peticiones que los profesores y demás actores universitarios le hemos formulado, especialmente:

a. Reforma a los artículos 86 y 87 de la ley 30 de 1992, de tal forma que se incremente en 8 puntos por encima del IPC los recursos asignados para garantizar el funcionamiento de las universidades públicas en condiciones de calidad y, de otro lado, respeto al trabajo digno.

b. Adición presupuestal inmediata para que las universidades públicas puedan culminar el 2018 con normalidad, especialmente en con sus compromisos de funcionamiento.

c. Destinación inmediata a las universidades públicas de los recursos contemplados en la Reforma Tributaria 2016, Iva social, renta y complementarios, impuestos a las cooperativas, y garantizar 1.5 billones adicionales, que hacen base presupuestal, para superar las urgencias inmediatas de funcionamiento de las universidades públicas, mejorar la calidad, aumentar la cobertura y formalizar a los profesores ocasionales y catedráticos.

Igualmente solicitamos un plan de corto plazo para solucionar el déficit histórico acumulado de las universidades públicas que bordea, según el SUE, la cifra de 18.2 billones de pesos, 3.2 billones en funcionamiento y 15 billones en inversión.

d. Desmonte inmediato del programa Ser Pilo Paga y derogatoria de la Ley 1911 de 2018, que crea el Sistema de Financiación Contingente al Ingreso o Financiación Solidaria.

e. Modificar, de forma precisa, el Decreto 1279 de 2002 que permita su aplicación integral a los profesores ocasionales y catedráticos, en cumplimiento de las sentencias de las altas cortes.

f. Restablecer el derecho consagrado en el artículo 206 numeral 7 del Estatuto Tributario para que los gastos de representación se preserven como renta exenta sin perjuicio de las demás rentas exentas y deducciones establecidas para los trabajadores en el impuesto sobre la renta.

g. Reformar concertadamente con la comunidad universitaria el contenido del Decreto 1280 de 2018 sobre aseguramiento de la calidad, contrario a la autonomía universitaria, que afectará los procesos de acreditación institucional de las universidades públicas.

h. Eliminar el artículo 132 del proyecto de ley de presupuesto 2019, aprobado el 24 de septiembre de 2018 en las comisiones tercera y cuarta de Cámara y Senado, que globaliza el presupuesto asignado para las IES públicas y deja su distribución a merced del Ministerio de Educación Nacional.

i. Hacemos pública y rechazamos la permanente violación de las libertades sindicales propiciadas por las directivas universitarias de la UNAD, UNIPAMPLONA, UNIMILITAR y Francisco de Paula Santander, entre otras, que cercenan los derechos humanos y, en particular, laborales de los profesores de estas universidades.

Finalmente, convocamos a los universitarios colombianos, profesores, estudiantes, representantes profesorales y estudiantiles, rectores y directivos universitarios, ASPU, UNEES, ACRES, ARPUP, SUE y, en general, a todo el pueblo colombiano a manifestarse y movilizarse en defensa de la universidad pública colombiana.

Bogotá, septiembre 29 de 2018

Facebooktwitter
« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *