BREAKING NEWS
Usco entrada principal
25 Sep
8:19

En la USCO: La administración no ofrece garantías para la elección de nuevo rector y promueve su continuidad

Facebooktwitter

La Universidad Surcolombiana, ha sido permeada por las aguas putrefactas de la corrupción que anegan a Colombia. La institución llamada a ser baluarte de la rectitud, la honestidad y la honradez, está seriamente amenazada por las peores prácticas de la politiquería rampante: clientelismo, derroche presupuestal, burocracia inútil, favoritismo contractual, gamonalismo, compra de conciencias, fomento del servilismo y la lambonería, obstaculización y constreñimiento al libre ejercicio de la crítica, abuso del poder; y un largo etcétera de actuaciones indeseables.

En relación con estas prácticas, hace pocos días se logró detener (gracias a la movilización de la Comunidad Universitaria) una indecente reforma estatutaria, — promovida por el docente Luis Arturo Rojas Charry—, integrante de una plancha que fue respaldad y promovida por la actual administración, y quien viene actuando en contra de los intereses de la comunidad académica y en beneficio propio, -, encaminada a garantizar la continuidad en la Rectoría de la Universidad del actual rector Pedro Reyes Gaspar.

Sin embargo, el andamiaje estructural tejido, de manera perversa y nociva para la Universidad, con el fin de implementar la pretendida reforma estatutaria se mantiene como una poderosa arma de negociación para la designación del próximo rector. Algunas partes notorias de este entramado son:

  1. Control y manejo de una desproporcionada e injustificada nómina de contratistas cuya vergonzosa y dolorosa inestabilidad los hace parecer más un ejército de mendicantes, dispuestos a servirle al patrón o jefecillo que intermedió para su vinculación, que funcionarios comprometidos con los objetivos y propósitos misionales de la Universidad.

  2. Supresión de la figura del Director de Departamento (dependencia clave para el desarrollo de las actividades académicas, especialmente las de carácter investigativo) para liberar recursos económicos comprometidos con la academia y poder nombrar (haciendo evidente la denominada ‘nómina paralela’), con salarios muy por encima de los que tiene la mayoría del profesorado, personas ajenas al ámbito académico pero de absoluta confianza del rector y/o de quienes fungen, a su vez, como jefes del rector para que cuiden los negocios mal llamados ‘Proyectos Especiales para el Desarrollo Institucional’ que les dejan muy buenos dividendos a los directores, coordinadores y ejecutores de los mismos y demasiado poco a la Universidad y, además, permitan, sin obstaculizar absolutamente nada, la implementación de todas los mandatos y exigencias (para nada académicos) del nuevo emperador en el que para entonces se ha convertido el rector. Tres cargos típicamente representativos de lo anteriormente dicho son la Dirección de Bienestar Universitario, la División de Talento Humano y la Dirección de Sedes.

  3. La prohibición de asignar cátedra adicional en las sedes de Pitalito, Garzón y la Plata a docentes de la sede Neiva. Este hecho permitirá incrementar el potencial de Catedráticos vinculados mediante la perversa figura de ‘invitado’ sin convocatoria a concurso de méritos (pues, por lo menos para el próximo semestre académico no hay tiempo de hacerlo). Allí habrá un buen recurso electoral para votar en la próxima elección de rector por el candidato que disponga la actual administración.

  4. A instancias del rector el Consejo Superior Universitario (CSU) suspendió la prórroga de los encargos administrativos con lo cual éste dispondrá de una significativa cantidad de puestos, con atractivos salarios, que podrá negociar con algunos miembros del CSU, especialistas en traficar influencias y hacer de su representación en cualquier instancia directiva donde tengan la oportunidad de estar un grotesco carnaval del clientelismo, para cooptarlos y comprometer su voto tanto a favor de sus desesperadas y amañadas reformas de última hora como del candidato a la rectoría a través del cual aspire continuar manejando sus feudos y clientelas en la Universidad.

  5. El llamado del Rector a presentarle candidatos para él designar los directores de post-grados (especializaciones, maestrías y doctorados) en un momento de coyuntura electoral, evidencia su desmedido interés de controlar espacios con significativa presencia de docentes que, en relación con su vinculación, le son absolutamente incondicionales.

  6. Sostener contra viento y marea, desconociendo incluso recomendaciones respetuosas del CSU, en cargos claves de la dirección de la Universidad desde los cuales ejerce abierta y descaradamente la politiquería (Secretaría General, Dirección de Sedes, División de Control Interno Administrativo) a Johan Steed Ortiz Fernández, una persona duramente cuestionada por sus actuaciones públicas, en asocio con su amigo y padrino político el médico David Andrés Cangrejo, y por ello, carente de las calidades éticas y morales para pertenecer a la Comunidad Universitaria.

  7. Duele profundamente ver la USCO en este estado de degradación. La administración distrajo la opinión de la comunidad con el supuesto logro de una acreditación institucional en cuyo nombre se pretenden justificar todas las irregularidades que amenazan a nuestra Universidad con ser inviable.

  8. Por lo anteriormente expuesto, ASPU hace un ferviente llamado a toda la comunidad surcolombiana para que recuperemos el rumbo de la USCO y la coloquemos al servicio de la sociedad fortaleciendo y respetando sus recursos.

  9. Consideramos que el proceso eleccionario de rector que se avecina, es una buena oportunidad para que nos convoquemos al debate y la reflexión sobre el futuro de nuestra Universidad.

  10. Por ahora, consideramos que los aspirantes inscritos para participar en este proceso no tienen ninguna garantía ante una administración que, como lo evidencia la exposición de motivos que hemos presentado, está dispuesta a negociar su continuidad con un candidato al que sí se le garantizarán todas las condiciones: desde ternarlo hasta conseguirle la votación necesaria para ganar la rectoría.

Neiva, 3 de junio de 2018

JUNTA DIRECTIVA SECCIONAL

Facebooktwitter
« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *