BREAKING NEWS
Los estudiantes unisurcolombianos volvieron a las calles
25 Sep
10:35

En auge la protesta social en la Universidad Surcolombiana

Facebooktwitter
(Publicado 13 de septiembre de 2018)

La Universidad Surcolombiana, realizó una gran movilización exigiendo al Consejo Superior Universitario (CSU), la revocatoria del encargo en la rectoría de Pedro León Reyes Gaspar; el aplazamiento o suspensión del proceso de consulta electoral para la definición del nuevo rector en propiedad; dar solución a múltiples carencias en planta física, dotaciones y mayores garantías en la contratación de docentes; y el total rechazo a los actos de corrupción en los que están implicados 14 personas, entre ellos egresados y funcionarios de la USCO. Además de sumarse a las peticiones de carácter nacional que impactan profundamente la educación pública superior.

movilización de estudiantes de la USCO

A las afueras de la sede administrativa de la Universidad Surcolombiana en Neiva, alrededor de un millar de estudiantes llegaron a protestar este jueves 13 en la mañana, bajo un sol canicular, justo cuando el Consejo Superior Universitario (CSU) -máximo organismo de dirección y gobierno de la Universidad- se encontraba sesionando. Los estudiantes marcharon desde la sede central, a pocos menos de un kilómetro, recorriendo parte de las avenidas Pastrana y Tenerife, hasta llegar al edificio administrativo y de posgrados y plantarse allí.

La protesta de los surcolombianos se da en momentos en que en buena parte de las universidades públicas colombianas se suscita un gran descontento entre los profesores universitarios por las consecuencias tributarias de la reforma del Decreto 1279 (Ministerio de Educación, 19 de junio de 2002) que establece el régimen salarial y prestacional de los docentes de las Universidades Estatales; reforma que los obliga a pagar millonarios tributos por los salarios percibidos. A este problema de coyuntura, se agrega el inveterado déficit presupuestal de las universidades públicas.

Según la Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU), “se requiere un reajuste de cerca de 1.3 billones de pesos para normalizar las finanzas de las universidades públicas. Tales recursos son urgentes para la actualización de la planta física, laboratorios, mobiliario y mejora de presupuestos para investigación.”

A estos problemas de orden nacional se suman los locales, entre ellos: el rechazo de gran parte de la comunidad universitaria al proceso de consulta para nombrar un nuevo rector en propiedad, en reemplazo de Pedro León Reyes Gaspar, porque se considera antidemocrático y contra el principio del autonomía universitaria; pero también, porque en las actuales circunstancias pesa sobre el mismo, la presunción jurídica de ser un proceso manchado por inhabilidades de carácter legal; Además, de existir denuncias de tráfico de influencias de influencias para el desarrollo de las campañas.

Por otra parte, hay un descontento generalizado por la forma como la reputación institucional de la Universidad Surcolombiana resultó comprometida en el escándalo judicial por el nombramiento irregular de los cargos de personero y contralor de Neiva, que hoy tiene detenidos a 14 personas, entre ellos ocho concejales y dos exfuncionarios de la actual administración: el abogado Hildebrand Perdomo, que trabajó como asesor jurídico de la Universidad hasta poco antes de posesionarse como contralor y luego en 2016 fue elegido contralor; y Antonio Medina, quien dirigió el llamado Grupo de Proyectos Institucionales Especiales (GPIE) creado por el rector Pedro Reyes, dependencia que tuvo a su cargo, mediante convenio, la realización del concurso de méritos para el nombramientos de personero en varios municipios del país.

La Fiscalía General de la Nación cree que existieron anomalías para lograr el nombramiento de la personera de Neiva, la abogada, egresada de la Universidad Surcolombiana, Heidy Lorena Sánchez, hoy también detenida. Este es hoy el panorama en la Universidad Surcolombiana, tras dos semanas de anormalidad académica con asambleas estudiantiles y algunos programas, como Ciencia Política en paro total. La comunidad universitaria está a la expectativa de conocer las decisiones que, sobre estos graves problemas, vaya a tomar el CSU.

Facebooktwitter
« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *